Web Amics del Basquet

Venta Entradas

Notícies

NOTÍCIA
Imagen de la noticia EL AMICS CASTELLÓ FRENA SU RACHA TRAS PERDER CON EL BREOGÁN SOBRE LA BOCINA
AMICS CASTELLÓ: 77
BREOGÁN LUGO: 79

AMICS CASTELLÓ:
Faner (7), Rodríguez (13), Blair (5), Bortolussi (2), Garrett (13) –cinco inicial--; Cabot (6), Hidalgo (8), García (14), Nwogbo (8) y Sánchez (1). 20 faltas. Sin eliminados.

CAFÉS CANDELAS BREOGÁN: López (7), Uclés (11), Samb (13); Matulionis (12), Jeff Xabier (19) –cinco inicial--; Wright (5), López (6), Rakocevic y Llorente (6). 25 faltas. Eliminados: Matulionis y Wright.

ÁRBITROS: Carpallo y Palomo. Actuación desconcertante, demasiados errores.
PARCIALES: 13-15, 20-29, 35-34, 46-45 (descanso); 55-48, 65-60, 69-68 y 77-79 (final del encuentro).
INCIDENCIAS: Unos 2000 espectadores en las gradas del pabellón Ciutat de Castelló.

El Amics Castelló no pudo refrendar su buen momento de forma tras caer de la manera más dolorosa, recibiendo la canasta definitiva a unas décimas del final, ante el Breogán Lugo. No fue el mejor partido de los de La Plana, tampoco el peor, pero el deporte de la canasta tiene estas cosas y a veces te castiga de esta manera. Al menos, esta derrota sirve para darse cuenta de lo difícil que es cada partido en esta categoría y el mérito que tiene lo que están haciendo hasta la fecha los pupilos de Toni Ten.

La verdad es que el inicio del partido no pudo ser más vistoso. Acierto en ambos bandos, transiciones rápidas.... Las canastas iban y veían, jugándose un interesante duelo bajo los aros con un inspirado Garrett (6 puntos y 5 rebotes en sólo 7 minutos, lástima que se cargara pronto de faltas) y el gigantesco visitante Samb, una auténtica mole de 2,10 de altura y 2,22 de envergadura al que no le costaba mucho ganar la posición en la zona. El perímetro visitante (especialmente el escolta Xabier) también se mostró acertado, con lo que se llegó a una situación delicada al filo del término (20-29), lo que obligó a Toni Ten a pedir un tiempo muerto.

En el segundo periodo, los locales apostaron por un cambio defensivo y echó mano de la mixta que otras veces le ha dado buenos resultados. Robaron algún balón, pudiendo así correr, y en ataque fueron más directos y certeros. Así, la desventaja poco a poco iba decreciendo hasta el minuto 15, en el que se culminó la remontada (35-34) y, lo que parecía más importante, el choque en otro ritmo, justo el que beneficia más a los de La Plana. Parecía que el rodillo del Amics se llevaría por delante a su rival, pero no fue así, ya que los lucenses encontraron vías para anotar. Toni Ten volvio a no verlo claro y pidió otro tiempo, a lo que el combinado gallego respondió poniéndose en zona. Así las cosas, se llegó al descanso con todo por decidir (46-45).

Tras la pausa, la puntería de Manu Rodríguez fue de gran ayuda con dos triples consecutivos y una penetración para romper la zona del Breogán, así como los cambios de defensa que usaba el combinado anfitrión. De este modo, se produjo el primer estirón local, aunque nada definitivo (55-48, min. 24). A partir de ahí, la diferencia se mantuvo bastante estable, con las defensas más intensas y sin las altas cuotas de acierto que había tenido el encuentro en sus fases anteriores. Había más tensión.

En el último cuarto, los gallegos seguían sin rendirse. Su defensa en zona parecía atragantarse a los castellonenses, quienes como contrapartida tuvieron la buena noticia de que su rival se pusiera en bonus de faltas en poco más de 3 minutos. La cosa no pintaba bien, no estaban certeros ni fluidos los anfitriones, y además Faner hizo su cuarta personal cuando quedaba un mundo para acabar. El Amics sobrevivía gracias a su fuerte defensa, los decibelios del Ciutat y a acciones aisladas como segundas opciones o tiros libres. El miedo se metió definitivamente en el cuerpo con el empate a 71 a 2:40 del final tras un triple lucense. Para colmo, Nwogbo no anotó ninguno de los dos tiros libres que dispuso a continuación y el Breogán metió un nuevo triple (71-74 a 2:21). Ante el atasco ofensivo, Toni Ten recurrió a su revulsivo habitual: Chema García. En su primera acción forzó una falta y encestó los dos, así que empate a 74 a 1:30 del final. Acto seguido, la agresiva defensa local y el griterío de la grada robaron un balón. El pabellón volvió a estallar cuando el “killer” García puso a los suyos por delante con un decisivo triple (77-74), al que respondieron los visitantes con otro a los pocos segundos. Otra vez empate, otra vez a sufrir.

En la siguiente posesión, el Amics no sacó provecho, los gallegos tampoco y la precipitación hizo a los castellonenses perder inocentemente la pelota a pocos segundos del final. Los suficientes para que el Breogán sentenciara con un tiro in extremis sobre la bocina de su pívot Samb.

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies


"Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento." OK | Más información

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte