Web Amics del Basquet
TAU Castelló LEB Oro

Notícies

NOTÍCIA
Imagen de la noticia UN ERRÁTICO Y DESCONOCIDO TAU CASTELLÓ CAE EN EL CIUTAT ANTE EL LEVITEC HUESCA
TAU CASTELLÓ 63.
LEVITEC HUESCA. 78

TAU CASTELLÓ: Rowley (8), Steinarsson (9), Bas (2), Nkaloulou (6), Ott (10) –cinco inicial--; Faner (4), Sabonis, Gatell (16) y García (8). 19 faltas. Sin eliminados.

LEVITEC HUESCA: Rodríguez (13), Sans (4), Marzo (11), Van Wijk (19), Adekoya –cinco inicial--; Motos (10), Lafuente, O'leary (8), Pérez (11) y Fontet (2). 22 faltas. Eliminado Motos.

ÁRBITROS: Alberto Baena y Javier Villanueva. No gustaron nada, con un criterio irregular.

PARCIALES: 6-13, 12-23, 18-35, 28-42 (descanso); 36-50, 48-56, 56-67 y 63-78 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Cerca de 2000 espectadores en el pabellón Ciutat de Castelló.

El TAU Castelló tuvo una de sus actuaciones más erráticas en la derrota que cosechó a manos del Levitec Huesca. El desacierto local, que acabó con una demoladora estadística final de 2/21 en triples, y la falta de la intensidad defensiva necesaria condenaron a los de La Plana. El combinado anfitrión, en un guión que se ha visto varias veces en el Ciutat, empezaron flojos, tocaba la heroica para remontar... pero no pudo ser. Todo pasó factura al final.

Los locales no salieron muy finos, sobre todo en defensa, ya que no mostraban la dureza y agresividad que requería la ocasión. En el baloncesto ocurre que cuando atrás no estás activado, en ataque tampoco suelen funcionar las cosas. Había mucho fallo en el tiro; y eso que salió de inicio una tripleta exterior con potencial de sobra (Bas, Ott y Steinarsson) y con Nkaloulou de cuatro, el cual suele destacar por su buena muñeca. Mientras, en el otro bando el ex jugador castellonense Carles Marzo estaba motivado y acertado, siendo el claro referente anotador de su escuadra. Toni Ten fue cambiando a sus hombres buscando más mordiente en defensa, pero la decoración no mejoraba. Entonces, el visitante Mikel Motos dio un paso adelante para sacar a relucir su calidad y guiar a los suyos para un inesperado resultado de 12-23 al término del primer cuarto.

El combinado anfitrión seguía atascado. Como dato curioso, la mayor parte de sus puntos llegaron de la manera menos frecuente: cerca del aro. Los aragoneses salían fuertes en sus ayudas defensivas, lo que pudo aprovechar en varias ocasiones Edu Gatell para recibir balones propicios en la pintura. La apuesta del Levitec Huesca parecía clara: estaba decidido a anular a los exteriores con agresividad y el apoyo de sus grandes, logrando además diversos robos de balón para salir en rápida transición. Incluso, yendo por delante en el marcador con rentas en torno a 15 puntos, presionaron en ocasiones a toda la pista en una demostración de ambición y convicción. Además, los pívots Van Wijk y O'leary se unieron a la fiesta oscense. Por el otro lado, el TAU Castelló era lo contrario, con despistes en defensa y con sus hombres importantes sin aparecer. La cosa se puso en un alarmante 18-35 y tiempo muerto local. Los de La Plana probaron la defensa en zona, así como diferentes ajustes, y se vio al Huesca con más dificultades para anotar. Al fin parecieron despertar los exteriores con las penetraciones de Steinarsson y Ott, pero la situación seguía siendo muy complicada al descanso (28-42). Y otro dato más curioso, a la vez que definitoria: el TAU Castelló no había metido ni un solo triple en los 10 tentativas que hizo. Ver para creer.

Así las cosas, en una ocasión más, tocaba la heroica en la reanudación. Al fin llegaron los triples, con dos consecutivos de Chema García en sólo un minuto (el baloncesto tiene estas cosas). Con la presencia en pista del propio García y de Faner, los de La Plana fueron decididamente en busca de transiciones más rápidas y ataques más directos. Tras la ilusión inicial de los dos triples, la pelotita se pasó otro buen rato sin querer entrar. Ni siquiera ahora tampoco cerca del aro, ya que el gigante oscense Fontet intimidaba mucho. No estaba espléndido el TAU, pero en esta ocasión sí que mordía en defensa y pudo arañar algún punto en su desventaja ante un rival que estaba en ese momento poco inspirado. De este modo, se llegó a la psicológica barrera de los 10 puntos (42-52, min. 29) y al pertinente tiempo muerto visitante. La parada técnica no tuvo el efecto esperado en los aragoneses, que vieron como se acercaba su rival un poco más al término del tercer periodo (48-56).

Los castellonenses arriesgaban en su defensa y lo aprovecharon los oscenses para tomar un poco de aire (50-63 a 7:30 del final). En ese momento, Toni Ten echó un órdago poniendo a jugar a dos bases, Steinarsson y Faner, para defender al límite y correr todavía más. Hubo algún destello gracias a algunos robos y contraataques, pero el Huesca no se arrugaba y se mantenía con su colchón sobre la decena de puntos. Se acercaba el final y los ataques de los de La Plana eran cada vez más a la heróica, la mayoría de veces sin éxito. Y con todo ello acabó llegando la desmotivación, la desesperación y la derrota.

FOTOS: Pascual Cándido

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte