Web Amics del Basquet

Venta Entradas

Notícies

NOTÍCIA
Imagen de la noticia EL TAU CASTELLÓ SABE SUFRIR PARA DOBLEGAR AL CÁCERES EN UNA AGÓNICO PARTIDO CON DOS PRÓRROGAS
TAU CASTELLÓ 91
CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD 90

TAU CASTELLÓ: Rowley (14), Bas (21), Faner 84), Ott (19), Juanjo García (2) –cinco inicial--; Cain (9), Steinarsson (6), Sabonis (4) y Chema García (12). 22 faltas. Sin eliminados.

CÁCERES PATRIMONIO HUMANIDAD: Pérez (15), Grabauskas (11), Corrales, Rakocevic (14), Ward (21) –cinco inicial--; Olivier (9), Keshinro (8), Martínez (6) y Parejo (6). 25 faltas. Eliminado: Grabauskas.

ÁRBITROS: Carlos Javier García y Jorge Caamaño. Actuación correcta.

PARCIALES: 13-4, 18-14, 28-25, 33-37 (descanso); 42-45, 52-49, 59-55, 74-74 (final), 84-84 (prórroga) y 91-90 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Muy buen ambiente en el pabellón Ciutat de Castelló, con cerca de 2500 personas en las gradas.

EL TAU Castelló al final pudo sonreír tras conseguir la victoria ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad en uno de los partidos más duros y agónicos que se recuerdan en LEB Oro en el Ciutat de Castelló, ya que se decidió en la segunda prórroga.

El choque empezó con sorpresa, ya que el esperado debut de Juanjo García se produjo en el salto inicial; y con buenas sensaciones ya que hasta pudo anotar su primera canasta con la camiseta blanquiverde. Los compases iniciales fueron un tanto frios, con el conjunto extremeño apurando sus posesiones hasta el final, pero el TAU Castelló abrió su primera brecha en cuanto pudo correr, finalizando con penetraciones gracias a dos puñales como son Romá Bas y Alfredo Ott (8-2, min. 4). Hubo tiempo muerto y tras la pausa el Cáceres buscó más a su gigante Grabauskas, o bien a Keshinro cuando le sustituyó. En cuanto los locales vieron frenadas sus posibilidades de transición rápida, el conjunto visitante, despacito, con buena letra y rascanso de donde podía fue recortando su desventaja (15-14 a 1:04 del término del primer cuarto).

El TAU Castelló necesitaba velocidad y Toni Ten puso en pista a dos locomotoras como Faner y Steinarsson, además de un interior ligero como Sabonis. También se presionaba más en campo ofensivo, pero los de La Plana tenían un serio problema en el 5 contra 5 posicional al no haber puntería en el tiro y encontrarse intimidados cuando penetraban. Mientras, en el otro bando, los exteriores iban despertando y tomando responsabilidad anotadora, sobre todo Ward, Rakocevic y Dani Martínez. Por suerte, la entrada de Romà Bas daba aire a los castellonenses, ya que dos triples suyos consecutivos fueron cruciales. Estos lanzamientos, aderezado con una buena defensa y dos canastas de coraje de Faner y Sabonis, supusieron un nuevo alivio para los locales, que forzaron un nuevo tiempo muerto cacereño (30-25, min. 16). Por desgracia, el alivio fue efímero –cosas a las que nos tiene acostumbrado este deporte--, ya que dos malos ataques consecutivos con el bloqueo directo y la inspiración extremeña cara al aro le dieron la vuelta al resultado (30-35 a 2:20 del descanso). Así pues, el Cáceres se fue a los vestuarios con un ligera renta (33-37) y con mejores sensaciones que un TAU Castelló que no se le veía fino.

Si el inicio del choque fue frio, la reanudación tras la pausa fue todo lo contrario, con un juego muy vibrante, intenso, con intercambio de canastas e igualdad, mucha igualdad. Los ataques eran más directos, pero también había cierto barullo y descontrol, con errores claros y pérdidas de balón evitables en ambos contendientes, pero lo compensaba la emoción reinante, con la que cada canasta se celebraba como si fuera definitiva.

Así pues, se afrontaba el último cuarto con todo por decidir. Para este tramo, Toni Ten optó por pesas pesados para el juego interior como Rowley y Cain para compensar el poderío de Grabauskas y compañía. Fue una buena elección, ya que el buen hacer ofensivo de los pívots y una penetración de coraje característica de Chema García pusieron el 59-55 en el luminoso cuando quedaban 6 minutos para el final. Era el momento perfecto para que el Ciutat se calentara y subieran los decibelios como en las grandes ocasiones, pero no era la afición ruidosa de otras veces (quizá por el frío y aquello de la Navidad).

El Cáceres estaba espeso en ataque, tenía que acabar con una acción individual y sus jugones no terminaban de encontrar inspiración. Pareció que el público se empezó a dar cuenta de que su equipo lo necesitaba y se fue animando, sobre todo tras un importante triple de Chema García que pueso el 64-58 con sólo 3 minutos por delante. Si el triple del capitán fue importante, todavía más el que anotó poco después Steinarsson, que significó el 69-61. Los visitantes no se arrugaron y encontraron recursos para seguir con opciones, el partido no acababa de sentenciarse. Se respiró tensión tras una nueva canasta extremeña con 56 segundos por delante que estableció el 72-68. Tocaba una posesión valiosísima, pero Steinarsson la desaprovechó y acto seguido el Cáceres dispuso de tiros libres, anotando los dos (72-70 a 30 segundos). Tras ello, le tocaba la responsabilidad a Alfredo Ott con dos tiros libres, de los que sólo anotó uno (73-70). El siguiente ataque le fue muy bien a los visitantes que anotaron rápido, por lo que a falta de 22 segundos el resultado era 73-72 y balón para los locales. Como era de esperar, el combinado extremeño hizo una falta rápida y la apuesta le salió bien, ya que Romà Bas metio sólo un tiro. Para desgracia del TAU Castelló en la jugada posterior hubo varios tiros visitantes, pero a la parroquia castellonense se le quedó cara de tonto cuando una canasta de Ward tras coger un balón suelto se tradujo en la prórroga (74-74).

Este mazazo dejó aturdidos a los de La Plana, que en el tiempo extra recibieron un parcial de 0-5 en minuto y medio. Parecía en ataque que el balón pesaba y en defensa no se tenía el mismo ímpetu cuando hacía más falta, ya que el Cáceres estaba crecido moralmente por haber forzado la prórroga. Cuando los locales parecían muertos (76-81), un triple de Romà Bas encendió los ánimos y la esperanza volvió tras un tiro libre anotado por Cain (80-81). Otra nueva dosis de ilusión y esperanza llegó con una falta recibida por Ott, el cual no falló desde la línea de 4,60 m (82-81). Otro mazazo llegó en forma de triple del visitante Sergio Pérez (82-84), pero Ott volvía a disponer de dos tiros libres más que establecieron de nuevo la igualada a 20 segundos del final. Ward se jugó el último balón, pero la bola no entró y de nuevo a la próoroga. Ver para creer.

En el nuevo tiempo extra hubo intercambio de golpes, llegando de nuevo a un incierto empate a 88 a un minuto del final. La esperanza llegó a 26 segundos del término con una falta que recibió Chema García. Al capitán no le tembló el pulso y transformó los dos tiros y ahora la presión recaía sobre el bando de Ñete Bohígas. Ward recibíó una nueva personal, pero tampoco le traicionaron los nervios en los libres (90-90). Ahora el turno era para el TAU Castelló con escasos segundos por delante y la fortuna sonrió al recibir Ott otra personal a 7 segundos del final. El norteamericano metió uno, pero fue suficiente ya que en el ataque posterior el Cáceres falló su oportunidad a pesar de tener un tiro bastante claro que dejó congelado al Ciutat por unas décimas. Se sufrió pero al fin se consiguió una de esas victorias que saben mejor por el esfuerzo que costaron.

Fotos: Pascual Cándido

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies


"Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento." OK | Más información

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte