Web Amics del Basquet

Venta Entradas

Notícies

NOTÍCIA
Imagen de la noticia EL AMICS CASTELLÓ SIGUE ARROLLANDO A PESAR DE NO MOSTRAR SU MEJOR CARA
AMICS CASTELLÓ: Bortolussi (7), Alberto Fernández (3), Manu Rodríguez (13), Hidalgo (15), Marzo (12) –cinco inicial--; Cabot (15), Washburn (16), García (9), Unai Lacalle, Néstor Peña, Jorge García y Jordi Rabassa. 21 faltas. Sin eliminados.

XUVEN CAMBADOS: Placide Nakidjim (2), Orellana (4), Nkaloulou (7), Douglas (20), Gorm (16) –cinco inicial--; Gerard (8), Vaquero (1), Rodríguez (3), Oubiña (3) y Quintela (5). 20 faltas. Sin eliminados.

ÁRBITROS: Susana Gómez y José Ramón Martínez. No terminaron de convencer, actuación irregular.

PARCIALES: 11-11, 19-22, 25-32, 38-45 (descanso); 47-53, 64-62, 73-66 y 90-69 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Alrededor de 700 espectadores en las gradas del pabellón Ciutat de Castelló. Se guardó un respetuoso minuto de silencio por el reciente fallecimiento del entrenador del CB Benicarló Manolo Llorach y de la jugadora del CB Benidorm Alicia Fernández. Se perdió el partido por lesión el base local Joan Faner.

Una buena racha como la que lleva el Amics del Bàsquet se hace cada vez más meritoria a cada victoria que suma. Ayer, los de Toni Ten sumaron un triunfo más, el sexto en los siete primeros envites ligueros, con el que parecen que ya no tienen techo; y más aún tras un partido en el que no estuvieron finos, pero a base de casta lo sacaron adelante en el tramo final del partido. Así pues, el marcador final es muy engañoso, ya que el Cambados fue un rival complicadísimo.

No pudieron empezar mejor las cosas. Un inicio arrollador con un parcial de 9-0 en poco más de dos minutos mostraron a las claras que los locales se tomaban este partido muy en serio. Tras el “bofetón” inicial, los gallegos reaccionaron con otro parcial idéntico de 0-9 con tres triples consecutivos, con lo que se niveló el marcador. Así, el choque entró en una fase de máxima igualdad y tensión. A partir de ahí, a los de la Plana se les vio espesos en ataque, sin capacidad para imponer su juego interior ni poder aprovechar el contraataque, dos de sus mejores armas. Por contra, el combiando gallego estuvo letal en los triples con una inmaculada serie de cinco de cinco solo en el primer periodo.

El segundo cuarto se iniciaba con bastante inquietud, ya que los castellonenses iban por debajo en el marcador (19-22) y su único base puro Carles Marzo (Faner no estaba disponible por lesión) empezaba a notar el cansancio. El temido cambio se produjo en el minuto 12 y la opción fue la más esperada: Chema García de uno, acompañado en el perímetro por Manu Rodríguez y Cabot. Pero la cosa seguía sin fluidez, así que Toni Ten solicitó tiempo muerto pocos minutos después. El Amics recurrió entonces al coraje, con fuertes penetraciones y jugándose con decisión unos contra uno en el poste bajo, pero no era suficiente ante su sólido y acertado rival. Así las cosas, Toni Ten se vio forzado a su segundo tiempo muerto poco antes del descanso para intentar recomponer las cosas. Marzo volvió a la pista y su aparición fue importante para que no sonara la alarma roja, ya que dos triples suyos consecutivos evitaron que la brecha de los visitantes fuera demasiado grande al descanso, al que se llegó con 38-45 en el luminoso. Gran culpa de este resultado la tuvo el escolta visitante Taylor Douglas, que en solo 14 minutos en pista anotó la friolera de 18 puntos. Una auténtica pesadilla para los de la capital de La Plana.

En la reanudación, ante las pocas opciones que parecían funcionar, el equipo local optó por los balones interiores. Primero Washburn y después Hidalgo asumieron la responsabilidad en ataque, pero los extranjeros de la escuadra visitante (Douglas estuvo especialmente bien secundado por Aksel Gorm) tiraban del carro de su equipo. Las dudas crecían ante un Amics que seguía irreconocible y una desventaja que no se reducía. Ante esta situación, Toni Ten puso en pista a Cabot como cuatro (su posición habitual es la de tres) para así tener en pista un quinteto más ligero que pudiera apretar más las clavijas en defensa. De este modo, con un mayor empuje y tres canastas seguidas de Hidalgo se llegó a la deseada superioridad en el marcador (57-56, min. 27). Parecía que la decoración cambiaba; y algo parecido debió notar el técnico visitante cuando puso en práctica por momentos una defensa en zona.

El último cuarto empezó con otro color, el Amics estaba activado al máximo y la afición despertó de su letargo. Ahora mandaban los anfitriones con Cabot realmente inspirado en ataque. Al partido se le dio la vuelta (73-64, min. 33), pero el combinado pontevedrés sacó del banquillo a Douglas para jugarse los balones decisivos y pidió un tiempo muerto para nuevas soluciones. Pero los de Toni Ten ya estaban a tope y ya nada podía pararlos: reboteaban, corrían, tiraban… todo a un ritmo de alto voltaje. Al remate, una victoria más en el bolsillo. Ni más ni menos que la sexta.

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies


"Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento." OK | Más información

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte