Web Amics del Basquet

Venta Entradas

Notícies

NOTÍCIA
Imagen de la noticia El Amics sufre como un campeón para ganar como un líder
AMICS CASTELLÓ: Bortolussi (18), Alberto Fernández (2), Washburn (19), Manu Rodríguez (26), Marzo (5) –cinco inicial--; Cabot (10), Unai Lacalle, Faner, Hidalgo (6) y García (21). 20 faltas. Sin eliminados.

ZORNOTZA: Quero (3), Mendia (8), Borovnjak (22), Salazar (5), Bowman (30) –cinco inicial--; Estalayo (6), Carreto (9), Cruz (13) y García (3). 21 faltas. Sin eliminados.

ÁRBITROS: Antonio Manuel Zamora y Gorka García. Desquiciantes por su mala actuación.

PARCIALES: 12-13, 26-27, 39-42, 50-57 (descanso); 60-71, 72-77, 87-92 y 107-99 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Cerca de 800 espectadores en las gradas del pabellón Ciutat de Castelló.

No fue su mejor partido, pero sin duda ha sido el más duro y emocionante que ha disputado el Amics en el Ciutat de Castelló. Fue un choque que parecía perdido por momentos, pero que a base de carácter, el que solo tienen los grandes, los discípulos de Toni Ten pudieron ganar para así volver a degustar el sabor de la victoria y permanecer una semana más como líder en solitario de la clasificación.

El partido empezó de un modo vibrante, con los dos contendientes muy entonados. Los vascos estaban finos, pero el que estaba espectacular fue Manu Rodríguez, que fue el único en anotar en los compases iniciales con una espectacular racha de 4 triples consecutivos. Todos menos él estaban gafados en el combinado anfitrión, incluído el MVP de la competición Nick Washburn. Ante esta situación, Toni Ten movió el banquillo e introdujo tres cambios en busca de un cambio en la decoración. La defensa de los de La Plana no era capaz de sujetar el vendaval ofensivo visitante (acabaron el cuarto con 27 puntos), pero por suerte para el Amics estuvo letal desde más allá de la línea de 6,75, con una espeluznante serie en este primer periodo de 7 de 11.

El choque siguió bajo una dinámica un tanto alocada. Las transiciones y los ataques eran demasiado rápidos y la selección de tiro no era del todo buena. A los castellonenses no les salían las cosas y unas discutibles decisiones arbitrales les desquiciaron. Toni Ten pidió tiempo muerto para hacer ajustes y calmar los ánimos, pero no fue suficiente. Acto seguido, la crispación se tradujo en la afición alterada y dos faltas técnicas consecutivas de los anfritrones. La falta de claridad proseguía y el marcador reflejó un inquietante 41-47 en el minuto 16, con lo que el técnico local se vio obligado a solicitar su segundo tiempo muerto. La situación no cambió apenas y las cosas no pintaban bien al descanso, con 50-57 en el luminoso y con tres jugadores clave como García, Washburn y el base Carles Marzo cargados con tras faltas personales. Además, las faltas de Marzo eran especialmente peliagudas, ya que era el único jugador al 100 % en esa posición, ya que Joan Faner recayó su lesión al poco de saltar a la pista.

En la reanudación, el Zornotza continuó con su recital anotador (acabó la primera parte con un increíble 78 % en tiros de dos), por lo que los locales apostaron por una defensa en zona 2-3 en busca de una reacción que no terminaba de llegar, ya que la renta visitante llegó hasta los 14 puntos (57-71, min. 25). El Amics siguió apostando por la zona y en labores ofensivas no entraban tanto los triples como en el principio, aunque en el juego interior Washburn y Bortolussi (acompañados por un también decisivo García) encestaban con más fluidez y hacían soñar con la victoria en un choque que se había puesto muy feo (72-77, min. 30).

Así, todo estaba por decidir en el último cuarto. En una fuerte embestida inicial, los castellonenses al fin lograron igualar el luminoso (79-79) y culminaron su remontada con una canasta de García (81-79), pero los visitantes no se descompusieron (su plantilla sacó a relucir su gran calidad) y se mantenían con opciones en el partido, entrando el encuentro en una vibrante fase de alternativas en el marcador. No se podía pedir más, el choque estaba más al rojo vivo que nunca. Entonces el Amics sacó su casta de campeón llevado en volandas por su afición y con acierto en los tiros (alucinante Manu Rodríguez durante todo el choque) y buena defensa en los momentos clave se llevó el, hasta ahora, triunfo más complicado en el Ciutat de Castelló. Un triunfo duro en un partido altamente exigente el cual solo son capaces de sacar adelante los grandes campeones.

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies


"Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento." OK | Más información

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte