Web Amics del Basquet

Venta Entradas

Notícies

NOTÍCIA
AMICS CASTELLÓ 79
LUCENTUM ALICANTE 68

AMICS CASTELLÓ: Cabot (18), Hidalgo (5), Fernández (3), Rodríguez (11), Marzo –cinco inicial--; Washburn (13), García (15), Álvarez (), Faner (14) y Bortolussi. 27 faltas. Sin eliminados.

LUCENTUM ALICANTE: Fuentes (11), Marín (5), Guillén (7), Domínguez (6), Pardina (12) –cinco inicial--; Vidal (3), González (10), Navajas (6), Hernández (4) y Bitjaa (4). 26 faltas. Eliminado el entrenador Pedro Cruza.

ÁRBITROS: Juan Manuel Uruñuela y Antonio Manuel Zamora. Buena actuación.

PARCIALES: 9-10, 19-21, 26-29, 40-37 (descanso); 51-40, 64-53 y 79-68 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Cerca de 2000 espectadores en el pabellón Ciutat de Castelló. En los prolegómenos del encuentro fue homenajeado el equipo cadete del club, el Valfortec Amics del Bàsquet Castelló, por la consecución del subcampeonato autonómico y la consiguiente clasificación para el Campeonato de España.

El Amics del Bàsquet supo reaccionar y así sumar su primer punto en la serie de play-off que le mide al Lucentum de Alicante, por lo que puso el empate a uno en una eliminatoria que se vio bastante negra tras la derrota del primer duelo. Se vio un Amics bastante mejor que el del partido del viernes, tampoco el de las mejores ocasiones, por lo que hubo que pasar por momentos de sufrimientos en muchas fases del choque. Un sufrimiento que al final valió la pena tras un triunfo que le devuelve a la vida.

El inicio fue muy distinto al del primer partido. Enseguida se vio que la concentración e intensidad de los locales era mucho más alta. El Amics empezó muy bien, pero por desgracia el Lucentum también, sabiendo mover bien el balón en sus posesiones para encontrar una buena selección y aprovechando sus opciones, sobre todo el base Fuentes, que fue una pesadilla en este tramo inicial. Así las cosas, el resultado estaba muy igualado, con un ritmo vivo y los alicantinos recurriendo por momentos a la defensa en zona y apurando al máximo sus posesiones.

El inicio del segundo periodo fue un tanto alocado por parte de los locales, que no estuvieron pacientes a la hora de buscar tiros cómodos. De este modo, los visitantes, muy certeros en los triples, alcanzaron un 21-26 en el luminoso que provocó el tiempo muerto de Toni Ten. Con más coraje en defensa, un Chema García muy decidido en sus penetraciones, mejor acierto y un juego interior más incisivo con Washburn e Hidalgo en pista, la desventaja se recuperó al descanso (40-37).

El tercer cuarto comenzó con la sorpresa de la salida a pista de Bortolussi, que era seria duda para este choque por culpa de una reciente lesión. Tras unos compases de tanteo, unos espectaculares mate y triple de Washburn (además de estar colosal cogiendo rebotes) y un 2+1 de Faner establecieron un 48-40 en el marcador que dinamitó la moral de los anfitriones y encendió al público del Ciutat de Castelló. Con el público volcado y los de Toni Ten mordiendo en defensa, el Lucentum tenía problemas para ver el aro con claridad. En ese momento, el técnico visitante Pedro Cruza sirvió de gran ayuda al ganarse una técnica por sus reiteradas protestas. Lejos de resignarse, hizo un gesto despectivo a los árbitros que le valió la descalificante. Tras los tiros libres por esta circunstacia y otros dos que anotó un crecido Washburn, se llegó a un 53-40 en el minuto 26 que daba muy buenas vibraciones, no solo por el resultado en sí, además por la actitud que mostraba el equipo. Sin embargo, a pesar de no contar con su entrenador, el Lucentum no se descomponía tras este bache y las rentas se mantenían en torno a los 10 puntos.

En el último cuarto, el Amics no se relajó lo más mínimo y continuó defendiendo duro, pero no anotaba con facilidad, por lo que el partido no terminaba de romperse definitivamente a favor de los de La Plana. Más bien al contrario, ya que un inquietante 66-59 a 4 minutos del final hizo que Toni Ten pidiera un tiempo muerto. El Lucentum iba ya a por todas, recurriendo a la presión en toda la pista. Para colmo, el Amics seguía negado cara al aro y los nervios afloraron tras una nueva canasta visitante (66-61). Por suerte, dos tiros lires y un triple de Faner dieron la tranquilidad al poner un 71-61 a dos minutos del final que allanó el camino hacia la victoria final. Un triunfo importante de cara a recobrar la moral y la confianza de cara a los partidos que toca disputar ahora en Alicante, de los cuales hay que ganar mínimo uno. Es hora de sufrir… y de luchar.

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies


"Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento." OK | Más información

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte