Web Amics del Basquet

Venta Entradas

Notícies

NOTÍCIA
Imagen de la noticia ¡EL AMICS CASTELLÓ YA ES DE ORO! UN DURO CAMINO
AMICS CASTELLÓ: Juan Cabot (8), Álex Bortolussi (13), Nick Washburn (16), Manu Rodríguez (12), Carles Marzo (12) –cinco inicial--; Mario Álvarez, Joan Faner (4), Alberto Fernández, Víctor Hidalgo (1) y Chema García (12). 26 faltas. Eliminados Rodríguez y Bortolussi.

CEBA GUADALAJARA: Agbelese (7), Maxi Solé (6), Durán (25), Frutos (10), James (16) –cinco inicial--; Lázaro (9), Villena, Aurrecoechea (4) y Nikolic. 26 faltas. Eliminado Solé.

ÁRBITROS: José Antonio Pagán y Francisco Javier Bravo. Actuación desconcertante, no estuvieron a la altura del partido.

PARCIALES: 10-8, 19-16, 26-27, 32-35 (descanso); 44-44, 52-49, 63-59 y 80-77 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: Espectacular ambiente en el pabellón Ciutat de Castelló, con algo más de 3500 espectadores en las gradas.

El Amics del Bàsquet Castelló escribió la página más brillante de su historia con el ascenso a LEB Oro, la categoría más alta del baloncesto español solo superada por la ACB, tras imponerse al CEBA Guadalajara en el quinto partido de la final. Como toda gesta, hubo tensión, nervios y mucho sufrimiento, pero todo quedó en el olvidó cuando se consumó un éxito que sin duda lo ha merecido durante toda la temporada. Ahora a Toni Ten y a los suyos no les toca soñar, les toca vivir su presente más dorado y feliz.

El partido empezó con un ritmo brutal, como se merecía una ocasión como esta, con defensas intensas y la afición empujando desde el primer segundo. Los alcarreños no se dejaron amedrentar por el ambiente e iban a lo suyo, intentando bajar el tempo del choque con posesiones largas con el base Álvaro Frutos como ejecutor. Por su parte, el Amics Castelló veía en los triples su principal fuente de anotación, castigaba el juego interior visitante cargándolo de faltas y buscaba aprovechar cualquier ocasión para salir en rápidas transiciones. Bajo esta dinámica se acabó el primer cuarto, con 19-16 en el marcador.

En el siguiente periodo, un parcial de 0-7 encendió la señal de alarma, provocando un tiempo muerto solicitado por Toni Ten. Afortunadamente, los ajustes planteados (que incluían la defensa en zona) y una oportuna segunda falta que le condujo al banquillo de Edu Durán, referente anotador de los manchegos, restablecieron la igualdad. Pero el Guadalajara no se rendía, aprovechó los resquicios que dejaba su rival en defensa, anuló a un desdibujado Washburn, fue superior en el rebote y sacó a relucir la calidad de su perímetro para volver a tomar la delantera. De este modo, se llegó al descanso con el electrónico reflejando un inquietante 32-35.

Se reinició el choque con tensión latente en ambos equipos, ya que los dos sabían que cada balón tenía más valor a medida que pasaba el tiempo. Los de Toni Ten pusieron en práctica una defensa presionante en toda la pista en busca de un cambio en la decoración que beneficiase más a su estilo de juego, así Frutos tendría menos presencia en el juego y obligaba a Durán a tener que encargarse por momentos de subir el balón. La defensas eran ya al límite y el griterío en el Ciutat era ensordecedor. Cuando más caliente estaba el choque (40-41 en el marcador) los árbitros decidieron complicarle las cosas al Amics señalando la cuarta falta a Manu Rodríguez, que en ese momento era el mejor anotador del combinado anfitrión.

Ante la adversidad, los de Toni Ten siguieron apretando los dientes, ya que sabían que la defensa les llevaría hacia el triunfo. Una muestra de ello se produjo en el minuto 27, cuando un robo fue culminado en una bandeja de Chema García que aumentó todavía más los decibelios del pabellón, puso el 47-44 en el luminoso y provocó el tiempo muerto de un preocupado técnico visitante Javi Juárez. A partir de entonces cada canasta castellonense se celebraba con estruendo, ya que se veía la victoria un poco más cerca, pero no era nada definitivo, era solo una ilusión, ya que el Guadalaja se agarraba al partido para mantenerse con opciones. Su recurso más efectivo era Duránen situaciones de bloque directo, que monopolizaba los ataques gracias a su indiscutible calidad. Así las cosas, al término del tercer cuarto todo estaba en el aire (52-49).

Y se llegó al momento clave. Diez minutos por delante para pasar a la historia o para permanecer en la memoria más triste del club castellonense. Los castellonenses defendían con el alma y atacaba con el corazón. Iba por delante, pero con pequeñas rentas, poco definitorias, por lo que nadie podía respirar tranquilo y con más motivo aún si se tiene en cuenta que el Amics entró en bonus a 5 minutos del final, cuando su rival solo tenía dos faltas.

Los nervios afloraron, se notó en las pérdidas de balón de los dos equipos y alguna mala selección de tiro. Con la ventaja de disponer de tiros libres, el Guadalajara tomó la delantera a 4 minutos (63-64) y el choque entró en una fase de igualdad, tensión y dramatismo a más no poder.

Los visitantes seguían con la “Durandependencia” y el Amics remando poco a poco, con defensa dura y sumando con una anotación más coral. A menos de dos minutos del final, el electrónico marcaba 70-69, pero la quinta personal de Manu Rodríguez hizo que el combinado anfitrión tuviera un inusual quinteto en pista, con Marzo como escolta y Cabot de ala-pívot. Se produjo un intercambio de canastas y cualquier cosa podía pasar. Una canasta de Cabot dio una ventaja de tres puntos en el minuto final, pero los visitantes dispusieron a continuación de dos tiros libres. Anotaron uno, con lo que 74-72, balón para el Amics y 40 segundos por delante. Entonces surgió el gigante Nick Washburn para anotar una decisiva canasta (76-74) a 22 segundos del bocinazo final.

Se la jugaba el Guadalajara en el siguiente ataque y sacó una falta personal. La responsabilidad en la línea era para James, con casi 4000 almas gritándole. No le tembló el pulso y anotó los dos. Así pues, quedaban 19 segundos y posesión para los de Toni Ten con una ventaja de dos puntos. Los visitantes cometieron falta y Chema García anotó un tiro. Pocos segundos después, Agbelese iba a la línea para los alcarreños. Metió uno y aquello parecía que no se resolvía nunca con tantas faltas, paradas y tiempos muertos.

Con los nervios a flor de piel, restaban 15 segundos, 77-75 en el marcador y pelota para los de Toni Ten. Era de esperar otra falta manchega… y así fue. Y volvía Chema a los tiros libres, la historia se volvía a repetir. Volvió a meter uno y la cosa ya olía a Oro con tres puntos de ventaja y solo 14 segundos para la escuadra de Javi Juárez.

La amenaza era un posible triple y para evitar que llegara García hizo falta a Durán. Otros dos tiros más. Ya no se sabía cuántos ya. Durán no falló y acto seguido otra vez la responsabilidad para Chema. Esta vez metió los dos y el Guadalajara marró el balón que dispuso a continuación. Ya no había dudas, ya no había más sueños… Ahora… El Amics ya es de Oro!!!

Tornar a la Pàgina d'inici

Tornar a Notícies


"Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Para poder seguir utilizándolas debe dar su consentimiento." OK | Más información

©2009 Club Amics del Bàsquet CIF: G12380887
Camí de Sant Josep, 1 - 6é - porta 21
12005 - Castelló (Espanya)

Contacte