Despedimos el año con victoria

EL TAU CASTELLÓ SABE SUFRIR PARA GANAR SIN EXCESIVO BRILLO AL REAL MURCIA

TAU CASTELLÓ 88

REAL MURCIA 83

TAU CASTELLÓ: Alvarado (18), Durán (5), Bas, Edwards (4), Dukan (7) –cinco inicial–; Faner (2), Cleary (3), Sabaté, Moto (10), Juanjo García (22), Stainbrook (13) y Pavelka (4). 22 faltas. Sin eliminados.

REAL MURCIA: Hernández (16), Kapelan (10), Rubio (7), Robinson (11), Gavrilovic (11) –cinco inicial–; Whelan (9), Solarin (6), Norris (12) y Okeye (1). 17 faltas. Sin eliminados.

ÁRBITROS: Enrique Miguel López, Mikel Cañigueral y Daniel Checa.

PARCIALES: 9-11, 17-21, 30-30, 36-40 (descanso); 44-46, 53-47, 58-64, 75-75 (prórroga) y 88-83 (final del encuentro).

INCIDENCIAS: 150 espectadores en las gradas del pabellón Ciutat de Castelló.

El TAU Castelló sumó una nueva victoria ante el Real Murcia en un encuentro que no vio la mejor actuación de los de La Plana, pero que supieron sufrir para acabar llevándose el triunfo después de forzar la prórroga cuando tenían el choque prácticamente perdido a pocos minutos del final.

El choque empezó de forma muy vistosa, con ambos equipos muy fluidos en ataque y acertados. Además, el ritmo en las transiciones era rápido, una situación en la que se encontraba cómodo el conjunto local. Así lo debió ver Toni Ten, ya que puso en pista a dos bases pequeños como son Faner y Cleary para dar todavía más velocidad a los ataques de sus discípulos. Además de las transiciones, los de La Plana hacían daño con sus interiores, por lo que el Real Murcia recurrió por momentos a la defensa en zona. Estaba haciendo una buena actuación el combinado murciano, que llegó por delante en el marcador al término del primer cuarto (17-21), con una anotación variada tanto desde el perímetro (con Kapelan como principal ejecutor) como del interior Gavrilovic jugando de cara a su defensor.

El inicio del periodo siguiente tuvo al TAU Castelló en plan arrollador, que logró un parcial de 8-0, pero en seguida se lo devolvió su rival con otro de 0-7. Estaba siendo un partido un poco loco marcado por las rachas de acierto. EL partido estaba en una fase de juego veloz, con ataques bastante directos y un intercambio de canastas que se hizo que se mantuviera el equilibrio en el marcador durante varios minutos. Justo hasta el minuto 17, cuando una ligera renta visitante (30-36) provocó un tiempo muerto solicitado por Toni Ten. Hubo cambios defensivos y la defensa en zona parecía por momentos que se atragantaba a los visitantes, pero fue un espejismo y se llegó al descanso con los murcianos por delante (36-40). Su agresividad en defensa les estaba sirviendo para mandar ante un TAU Castelló que se fue al vestuario con solo 2 triples en su cuenta, muy lejos de las exhibiciones que ha dado en esta faceta en otras ocasiones.

En la reanudación, el combinado anfitrión salió con artillería pesada, aumentó el nivel defensivo y apareció el factor Stainbrook, quien encadenó 8 puntos seguidos (con dos triples incluidos). El pívot americano lo hizo bien, pero todavía más efectiva fue la dupla de interiores que entró en pista a continuación, formada por García y Pavelka. El dominicano se convirtió en el claro referente ofensivo del TAU, mientras que el eslovaco estaba muy intimidador en defensa. De este modo, las cosas pintaban mejor al acabar el tercer cuarto (53-47), en el que el combinado visitante se quedó en solo 7 puntos.

Por desgracia, el Real Murcia fue otro en el último cuarto, ya que tuvo un inicio espectacular con un parcial de 5-17 en poco más de 4 minutos. Ahora sus puntos llegaban de jugadores que habían estado bastante discretos y principalmente desde el perímetro, con lo que el partido se puso feo a 5:36 del final (58-64). La verdad es que estaba siendo un recital en los triples de los visitantes, a los que la cosa se les ponía cada vez mejor a medida que pasaban los minutos (64-72, min. 37). Afortunadamente, empezaron a aparecer los triples en el bando local. Volvió la esperanza a 1:09 para el final (72-75), pero llegó el éxtasis cuando a pocos segundos del final un triple de un sensacional Juanjo García estableció el 75-75 y el choque se fue a la prórroga.

En el tiempo extra continuó la exhibición del ala-pívot dominicano, que seguía amenazando continuamente el aro rival. La defensa local robó también algunos balones decisivos y la situación era más favorable a un minuto del final (84-81). Más todavía cuando una canasta a final de posesión de Alvarado estableció un 86-81 a 36 segundos del final que acabó siendo definitivo.

¡Aquí toda la galería de fotos!