Rueda de prensa de Romà

Romà Bas: «Tendremos que igualar el nivel físico al Lleida si queremos ganar el partido»

El TAU Castelló reanudó el lunes los entrenamientos tras los diez días del pertinente confinamiento tras darse tres casos de COVID19 en la plantilla. Un parón que les llegó tras el mejor partido de la temporada de los azulejeros y con el nivel de motivación muy alto y liderando la clasificación. Siempre es un mal momento para estos parones como nos explicaba Romà, «ha llegado en mal momento porque estábamos muy bien después de la victoria contra Alicante. Estos parones nunca llegan en buen momento pero por suerte sólo hemos tenido que aplazar un partido ya que nos pillo en el fin de semana d ella copa».

Por contra el ICG Força Lleida no sólo no ha perdido ritmo de entrenamientos sino que además ha jugado tres partidos en diez días y los dos últimos con victoria, por lo que están en un buen momento anímico y de juego. Sumado también por la incorporación de nuevos jugadores al equipo de Gustavo Aranzana.

«Lleida está en muy buena dinámica, han ganado a rivales muy importantes como al Granada que les ganaron ayer. Va a ser difícil, nos ganaron aquí y es un equipo fuerte en su pista. Si pasan es probable que pasen con buen balance porque han ganado dos partidos a Granada, a nosotros aquí. El partido del domingo es muy importante», confesaba el capitán castellonense.

Romà Bas atacando el aro del ICG Força Lleida en el partido de ida en el Ciutat de Castelló

El equipo ilerdense basa su fuerza en la defensa agresiva, presionante y siempre rondando el límite, por lo que la claridad en el juego de ataque será fundamental para ganar el domingo como bien explicaba el alero de Xàbia, «Este partido tenemos que intentar igualar su nivel físico para poder competir. Juegan muy agresivo, presionan mucho y te llevan al límite. Tenemos que saber atacar ese tipo de defensa. El año pasado la primera parte parecía que iba a ser un paseo, y la segunda parte subieron la defensa y la presión y perdimos. Vaya como vaya el partido tenemos que estar concentrados y no perderle la cara nunca al partido. El partido de Alicante fue el más completo en muchos sentidos, supimos igualarle la dureza y entender bien el partido. Lleida va a ser muy parecido y si no nos ponemos a ese nivel vamos a sufrir mucho».

Los de Ten siguen entrenando sin Matt Stainbrook, su pívot de referencia, que tras la operación de menisco sigue recuperándose. Lance que les dejó algo tocados anímicamente cuando se supo el alcance de la lesión. «Cuando pierdes a un jugador como Matt te fastidia porque es un tío importante, un pilar en nuestro juego. Pero el equipo está demostrando que está respondiendo bien a los contratiempos. Sabemos que va a estar fuera un tiempo y daremos el callo sin él», afirmaba Romà conscientes de que han pasado página,y tanto cuerpo técnico como jugadores están centrados en seguir como en Alicante, donde ya no jugó el bueno de Matt.